El apalancamiento es uno de nuestros grandes aliados en el trading, ya que nos permite operar con más capital del que realmente tenemos. No obstante, también puede convertirse en nuestro peor enemigo si no sabemos como gestionarlo. De entrada, te diría que te olvides del % de apalancamiento que tienes. Hoy en día los brokers (serios) están fuertemente regulados y no permiten apalancamientos excesivos. Ten en cuenta la gestión del riesgo y el capital de tu cuenta para colocar tus stops en el mercado. 

Un error muy común es el sobreapalancarse cuando se pierde una operación, para en la siguiente ganar lo perdido y todavía más. Eso es lo que se conoce como la “técnica de la martingala”, y es la mejor estrategia que existe para quemar cuentas. 

Establece tu riesgo máximo por operación, que debe oscilar entre el 1% y el 2% de tu cuenta. Con ese riesgo, es imposible que quemes tu cuenta. Con una cuenta de 1.000 euros, arriesgando un 2% de tu cuenta, deberías perder más de 60 operaciones consecutivas para quemar tu cuenta. Es totalmente imposible. Del mismo modo que no puedes ganar siempre, tampoco puedes perder siempre. 

Este es un error que suelen cometer los traders más novatos. Imagino que ya no estás en esa fase y es algo que no se te pasa por la cabeza. Establece tu riesgo y ajusta tu lotaje. Estas normas son necesarias para conseguir una consistencia. Fíjate que no hablamos de gráficos, patrones o puntos conseguidos, estamos hablando de normas de gestión de riesgo. 

Las estrategias, el contexto, las entradas, las salidas… todo eso puedes tener mayor o menor dificultad en ponerlo en práctica, pues es un tema de interpretación. Aquí no hay duda, no hay dificultad, es cuestión de hacerlo o no hacerlo.

En trading hay cosas que dependen de nosotros y otras que no. Las que no dependen de nosotros, como el movimiento del precio, no podemos controlarlas, por lo tanto, tampoco podemos obsesionarnos con ellas. Operamos en base a probabilidad y dejamos que el precio haga lo que tenga que hacer. 

Por el contrario, hay otras cosas que sí dependen de nosotros, como puede ser la gestión del riesgo, el apalancamiento, etc. No permitas que algo que dependa de ti te haga perder en el mercado. Si haces lo que tienes que hacer a nivel de riesgo y eres fuerte a nivel emocional, el mercado te acompañará. 

Piensa que el mercado solo puede subir o bajar. Tienes un 50% de probabilidad por puro azar. Solo con que tengas unos mínimos conocimientos, ese porcentaje ya irá a tu favor. En ese caso, ¿por qué se queman tantas cuentas? Por las cosas que dependen de nosotros.

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! ¿Cómo puedo ayudarte?