El trading es aburrido

El trading es aburrido. O debería serlo. ¿Para cuántos de vosotros lo es?

¿Sientes emociones cuánto estás operando? ¿Te genera ansiedad al abrir una posición? ¿Te sientes nervioso cuando se está desarrollando?

Y una vez acabas de operar, ¿te sientes eufórico cuando has ganado, o derrotado cuando has perdido?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, hay algo que debes trabajar. 

Siempre hemos oído hablar en que el camino hacia el éxito en el trading es la consistencia. Pues bien, uno de los pasos fundamentales para conseguirla es aislar nuestras emociones de la operativa. 

¿Y eso cómo se consigue? 

En primer lugar, cambiando la perspectiva que tenemos de los mercados y del trading. Existe mucha gente que le gusta el trading por la adrenalina que genera. Toman posiciones por el simple hecho de sentirse “dentro del mercado”. 

Hacer trading no consiste en estar dentro del mercado, sino en esperar ese momento idóneo para tomar nuestra posición. El trading debemos mecanizarlo al máximo.

Para ello, es indispensable contar con un buen plan de trading. Ese plan de trading debe estar hecho en momentos de tranquilidad, con unas normas muy claras en lo que se refiere a entradas, salidas y gestión del riesgo. 

Cada día antes de operar debemos analizar el mercado, y una vez hecho, debemos ir a mirar qué dice nuestro plan. En primer lugar, debemos esperar que sé de nuestro patrón de entrada y luego simplemente ejecutarlo (hablaremos en otro artículo sobre el potencial que tiene la visualización como técnica psicológica aplicada al trading). 

¿Y por qué no hay emociones al ejecutarlo? Pues porque sabemos de antemano lo que va a pasar. No en esta operación en concreto, pero sí en una masa amplia de operaciones. 

¿Qué quiero decir con esto? Pues que el resultado de esta operación que acabas de tomar da igual, lo importante es la estadística. Sabemos que nuestra estrategia de trading tiene un porcentaje de acierto determinado que hace que en el largo plazo ganemos dinero. Si lo miras desde esta perspectiva, da igual lo que pase hoy, si haces siempre lo mismo, a la larga serás rentable. 

Lo mismo sucede para las salidas del mercado. Tu plan debe indicar cómo debes salir. Ya sea con un profit fijo o con un Stop dinámico. Da igual cuál es mejor, lo importante es que tengas una estrategia determinada, que sabes que funciona, y que hagas siempre lo mismo. De este modo, tu estadística volverá a ayudarte a conseguir la consistencia.

Si operamos de esta forma, nuestro trading será aburrido. ¿Por qué? Porque haremos siempre lo mismo. Una y otra vez. Esperar que llegue nuestro patrón, entrar, colocar stops y profits y a esperar. 

Cuando somos capaces de entender esto (no es nada fácil), tenemos gran parte del camino recorrido. El problema es que nos focalizamos mucho en lo que pasa hoy, el resultado de hoy, sin tener en cuenta la globalidad al largo plazo.

Como en cualquier otro aspecto de la vida, cuando hacemos lo mismo una y otra vez, nos acabamos aburriendo. Por tanto, nuestro trading también va a ser muy aburrido.

Abrir el chat
¡Hola! Encantado de charlar contigo. ¿En qué puedo ayudarte?