¿Eres experto en trading?

¿Cuántas veces has repasado la sesión y has dicho, “Tenía que haber entrado aquí, tenía que haber salido allí, tenía que haber puesto el Stop más allá, …”

“Tenía que…” ese es nuestro gran problema. A gráfico pasado todos somos grandes traders. Vemos claramente nuestros patrones, nuestros puntos de entrada, donde va el Stop, etc… 

¿Pero dónde está el problema? Cuando a la derecha de el precio solo está el infinito, la incertidumbre. En ese momento nos bloqueamos y no sabemos qué hacer. Se da nuestro patrón de entrada, pero nos quedamos mirando esperando una confirmación (o dos o tres en varios casos) que nunca llega. 

Luego el precio ya se ha ido sin ti, tu stop queda muy lejos, empiezas a lamentarte por no haber entrado en ese punto. ¡Era tu patrón! ¿Por qué no has entrado? Te da rabia haber estado tan lento y quieres entrar al mercado para resarcirte de lo ocurrido. Ahí es cuando llega la precipitación y entras sin tener tu patrón claro (dificilmente se va a dar dos veces seguidas), o bien entras en base al patrón anterior colocando un Stop muy lejano que tu plan de trading no te permite, o bien haces cualquier otra cosa que no está en tu plan de trading. Pero la haces, y sabes que no deberías, pero la haces, porque “tenías que” haber entrado antes y no lo has hecho.

Este es un punto muy relevante del psicotrading. Esta forma de autosabotearnos es uno de los principales problemas de los traders. A gráfico pasado, todo es muy fácil, pero cuando estás dentro de una posición o antes de tomarla, todo se complica. 

¿Cuántas veces te has arrepentido por cerrar una operación y que el precio siguiera en esa dirección? ¿O en no cerrarla cuando tenías cierto beneficio y ver como el precio se giraba en tu contra?

Ahora lo sabes. Estás viendo el gráfico y es evidente, pero en ese momento en el que estabas dentro de la posición no lo sabías. Nadie lo sabe. Sí que podemos trabajar en base a probabilidades, pero el mercado hará lo que quiera. Por lo tanto, no te arrepientas por lo que no has hecho. 

¿Cómo lo podemos trabajar?

Está claro que siempre podemos salir con malas sensaciones del mercado. Nunca vas a salir en el punto más alto de una tendencia. Por tanto, si sales antes, te arrepentirás de no haber aguantado más, y si aguantas demasiado y se gira, te arrepentirás de haber aguantado y no cerrar antes.

Solo hay una forma de arreglar esto, y es haciendo siempre lo mismo. Debemos tomar una entrada en base a nuestro plan de trading y ser fiel a ella. Si se da nuestro patrón, entramos, sin miedo, sin pensar. Habrá veces que saldrá bien y otras que no, pero la estadística es la que nos hará tener éxito. Si tu patrón de entrada tiene una ventaja estadística de más de un 50% (que debería ser así como mínimo), con una buena gestión del capital ya vas a ser rentable. 

Lo mismo sucede para las salidas. Antes de entrar debemos marcar un objetivo de beneficios. En el momento que el precio llegue a esa zona, salimos de la posición. Hazte esta pregunta… ¿Lo hubieras firmado antes de empezar? Si la respuesta es sí, ¿Qué problema hay? Esa es la mentalidad que debes tener como trader. Satisfacerte con lo que te ofrece el mercado según tu sistema y no querer más (ni menos, pues tampoco tiene sentido que salgamos de una posición antes del profit si nuestra estadística nos dice que el precio llega a esa zona).

Como ves, en trading hay muchísimo más que una estrategia, y nuestra mente es el principal saboteador de nuestra operativa. No pretendamos ser expertos en saber qué va a hacer el mercado. Yo por lo menos no lo sé. 

Abrir el chat
¡Hola! Encantado de charlar contigo. ¿En qué puedo ayudarte?