La aleatoriedad del mercado es algo que siempre ha generado mucha controversia en el mundo del trading y la inversión. Hay quien dice que el mercado es totalmente aleatorio, de ahí que sea imposible ganar dinero de forma consistente. Por otra parte, hay quien opina que el mercado está totalmente definido por niveles de precios, zonas volumétricas y demás aspectos que hacen que nada ocurra por casualidad. 

Cualquiera de las dos visiones tiene sus defensores y detractores. En mi caso, me posiciono en un punto neutro. Quizá me decanto mas a los que piensan que las cosas no ocurren por casualidad. No obstante, también opino que hay una parte de aleatoriedad en el mercado que es inherente a él y no podemos controlar. 

¿Por qué es importante ser consciente de esa aleatoriedad? Porque no podemos pretender entenderlo todo, y ese es uno de los grandes errores del trader. 

Como seres racionales que somos, siempre intentamos buscar una explicación a todo lo que nos sucede, sobretodo si es negativo (como por ejemplo una pérdida). Si tomamos una operación y nos salta el Stop, vamos a analizarla para ver porque ha salido mal para que no se vuelva a repetir ese error. Ahí es donde empiezan los problemas. 

Intentamos buscar esa justificación en toda nuestra operativa, olvidando que trabajamos en un mundo de probabilidades. Es decir, esta operación que acabamos de perder, quizá la hayamos perdido porque “toca perder”. Si tenemos una estrategia con un 60% de acierto, de cada 10 operaciones, saltarán 4 stops. El stop que nos ha saltado hoy es uno de esos 4. No hay que darle más vueltas. Es estadística. 

El problema viene cuando no tenemos eso claro, nos enfocamos en el resultado de HOY, no de un periodo de tiempo más amplio, queremos ganar cada día para sentirnos satisfechos y alimentar nuestro ego. Eso nos lleva a buscar justificaciones en nuestros stops, creyendo que llegará un día que habremos aprendido tanto que no saltará ninguno. 

Cuántas veces nos ha saltado el Stop por un punto y el precio se ha ido directo a profit. O ha tocado nuestro profit y la operación no se ha cerrado por falta de liquidez, girándose y acabando de Stop. ¿Qué error hay ahí? Ninguno.

Cuando un stop está bien colocado y nos sacan por un punto, es mala suerte. Del mismo modo que en ocasiones te toca el profit por un punto, sales ganador de la operación y a partir de ese momento se gira el mercado. ¿Aleatoriedad? ¿Suerte? Llámalo como quieras, pero influye. 

También creo que esa “suerte” hay que buscarla. Hay zonas donde la probabilidad de que te pille el stop es más grande que en otras (incluso zonas donde van a cazar stops), y hay zonas de liquidez donde es más probable que el precio llegue para nuestros profits.

Con todo esto, me gustaría que reflexionarais sobre esa obsesión que en ocasiones nos invade por “entender” cada stop y buscar una justificación, no hace más que confundirlos todavía más, pues encuentran explicaciones donde no las hay, es pura aleatoriedad. 

Somos seres racionales, y en nuestro día a día, se dice que de los errores se aprende. En trading, querer aprender de algunos errores, puede generar todavía más confusión. Aprende de aquellos errores que realmente sean un error técnico. Si has hecho las cosas bien, tus stops pueden ser pura aleatoriedad. 

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! Si tienes alguna duda sobre el curso de trading, mentoría o grupo de traders, escríbeme y podemos tener una charla para ver como puedo ayudarte!