Llevo un año haciendo trading y no veo resultados… ¿cuándo empezaré a ganar dinero? esta es una de las principales consultas que recibo de muchas personas que están empezando en el mundo del trading y la inversión. A esa pregunta, suelo contestar con otra: ¿qué esperabas conseguir el primer año?

En la mayoría de casos, los más sensatos me responden que unos ligeros beneficios, y algún otro me dice que esperaba vivir del trading. Desafortunadamente, los que ya lleváis por lo menos un año en esto, sabéis que el proceso es bastante largo.

En esta ocasión, os contaré mi caso y como evolucionó mi primer año como trader (o el intento de serlo en aquel entonces). 

Empecé con una cuenta de 3.000 euros. Mis conocimientos venían de videos de Youtube y unos pocos libros. La demo fue de 1 mes. Las operaciones ganadoras, eran mérito propio. Cuando saltaba un stop decía “esto en real no lo haré”. Aquí quiero hacer un paréntesis ya que el trabajo en demo es sumamente importante. Pero un trabajo real, como si la cuenta y el dinero fuera tuyo. El problema viene en que estamos tan ilusionados con ganar dinero en el trading que pensamos que operar en demo es perder el tiempo. Muchos son los traders que se han dado cuenta de ello, y tras perder una o dos cuentas, han vuelto al demo, han trabajado bien, y ahora son rentables.

En los primeros meses la cosa iba bastante bien. Celebraba mis profits con euforia y los stops me dolían en el alma. Yo no estaba acostumbrado a equivocarme, al fallo, al error. Y constantemente buscaba una justificación para ese error. Con el tiempo te das cuenta que los stops son parte de esto y tienes que vivir con ello, y es la ventaja estadística quien juega a tu favor. 

Pese a ello, en los primeros 6 meses conseguir llevar mi cuenta a 4.000 euros (de febrero a julio). Tengo que decir que tenía grandes profits en días que tomaba la operación y no la miraba durante horas. Cuando volvía, me encontraba ese “regalo”, pero el porcentaje de aciertos no era el adecuado. No obstante, también había días desastre donde la sobreoperativa podía conmigo.

Llegó el mes de agosto, y en lugar de descansar y disfrutar de unas merecidas vacaciones con familia y amigos, dediqué a hacer trading mañana y tarde. Eso fue un absoluto desastre, sobretodo a nivel emocional. Lleve mi cuenta a 2.000 euros, sin disfrutar del verano, y sobretodo quemando mi cuenta emocional.

Comencé septiembre y estaba perdido, solo hacía que calcular cuantos profits necesitaba para llegar a donde estaba. Pero en ese momento, la falta de confianza se había instaurado en mí, y eso es una de las peores cosas que le puede pasar a un trader. Tiene toda su lógica que no tuviera esa confianza, pues no tenía una estrategia definida y testada. Aquellos 4.000 euros fueron fruto de la suerte del principiante (que en trading está muy presente). 

Intenté cambiar de estrategia, ver muchos otros videos, leer más libros y todo fue de mal en peor. Tenía muchísimos conocimientos, pero no tenían orden y rigor. Le ponía todo mi empeño, pero no hubo manera. Mi cuenta llego a 600 euros. 

Llegado a este punto, decidí que algo debía cambiar. Fue entonces cuando opté por pedir ayuda a alguien que ya tuviera experiencia. Lo primero que me dijo es que debía volver a demo hasta tener unos resultados consistentes. Hecho esto, empecé a crear un plan de trading (en serio) y descubrí el orden operativo. Es uno de los elementos más importantes del trading, y mucha gente lo pasa por alto. A partir de ahí, empecé a conseguir una dinámica de trabajo, un análisis estadístico y un enfoque real del trading que me ayudó a cambiar la mentalidad. 

El segundo año como trader, me lo pasé de este modo, trabajando y estudiando pero ya en una dirección. Hasta entonces estaba perdido, no tenía una dirección clara. A partir de ese momento, fui consciente del largo camino que tenía que recorrer, pero esta vez sí, sabía que iba en la dirección correcta.

Cuando llegas a ese punto, es normal que tengas pensamientos de haber perdido el tiempo y el dinero (además del sufrimiento a nivel mental que has padecido). No obstante, te debo decir que ese primer año que crees que has perdido el tiempo, realmente has aprendido mucho. Has ganado mucha experiencia y has conocido el mercado en su peor expresión. A partir de ahí, estas preparado para arrancar tu camino. 

Mucha gente me pregunta, ¿cuánto tardaré en ser rentable? Mi respuesta siempre es la misma. Un año (si no lo llevas ya), de desastre y darte cuenta que no vas por el camino correcto. Un segundo año de aprendizaje, en el que tu cuenta ni sube ni baja. Y un tercer año, en el que si has hecho las cosas bien (repito, si has hecho las cosas bien), empiezas a ver resultados (que no quiere decir que vayas a vivir del trading).

Por todo ello, te diría que tengas paciencia, los inicios son muy duros, pero esto es una carrera de donde y te han falta muchas horas de vuelto. Por otra parte, no eres el único que está pasando por esto, todos hemos pasado, y es muy importante vivirlo. En trading, lo que no te mata te hace más fuerte.

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! ¿Cómo puedo ayudarte?