Plan de trading de rescate

Todos sabemos sobradamente que nuestro plan de trading es el eje principal de nuestra operativa. Mucho se ha escrito sobre las bondades del plan de trading y cómo definirlo, pese a que no todos los traders cumplen esta norma.

Ese es el primer problema, pues si nos saltamos nuestro plan, nuestro trading se convierte en un caos. Todos esos días de pérdidas considerables que todos hemos tenido suelen venir por saltarnos nuestro plan de trading en nuestras primeras operaciones. 

Sabemos que nos estamos saltando nuestro plan de trading, sabemos que no estamos haciendo lo correcto, sabemos lo que probablemente pasará. Y aún así nos lo saltamos. ¿Por qué?

Hay muchos factores que influyen en este tipo de conducta, pero existen tres aspectos principales que son determinantes a la hora de saltarnos nuestro plan de trading:

 

  • En primer lugar, la aversión a las pérdidas. No estamos acostumbrados a perder. Creemos que perder es malo. Y es normal, pues es algo que nos han inculcado desde pequeños. Las pérdidas nunca son bien aceptadas y hasta que no entendamos que el trading es estadística y las pérdidas forman parte de esto, no podremos seguir adelante.

 

  • En segundo lugar, y relacionado con el primero, el ego. El ego es quien no nos permite aceptar la pérdida. Es muy difícil acabar tu sesión de trading, en la que has estado una hora (o todo el día) y aceptar que has perdido dinero. Siempre decimos que el trading hay que tratarlo como un trabajo, pero en los trabajos sueles tener una recompensa monetaria tras realizarlo. Aquí no, aquí trabajas y pierdes dinero. Es difícil de aceptar para nuestra mente racional, y para nuestro ego muchísimo más. El ego es quien domina nuestro trading tras la primera pérdida, queriendo recuperar lo perdido y demostrar que somos capaces de ganar. Eso provoca que entremos en esa espiral autodestructiva sobre la que sabemos que no es para nada beneficiosa para nuestro trading.

 

  • Por último, la sensación de estar perdido o desorientado cuando se produce este tipo de situación. Esa inestabilidad emocional que nos genera la incertidumbre, el no tener las cosas bajo control (algo que en nuestro día a día sí que tenemos). Cuando las cosas van bien, sabemos lo que debemos hacer, pero cuando las cosas no van del todo bien, nuestra mente racional se aparta y son nuestras emociones quien entran en juego. Nos sentimos inseguros, nerviosos, sin un rumbo claro. Nuestro plan de trading ya nos lo hemos saltado, ¿y ahora qué?

Ahora viene el momento de buscar una solución a este problema, y es trabajar en un «plan de trading de rescate». Es decir, un plan de trading para cuando nos saltemos nuestro plan de trading. 

Sabemos que hemos hecho las cosas mal, pero en ese momento no somos capaces de tomar decisiones. No tenemos nada en lo que apoyarnos, estamos solos. Por esa razón es importante este plan de rescate. Un plan que nos ayude a saber qué tenemos que hacer cuando estamos perdidos.

 

¿Qué debe constar en ese plan de trading de rescate?

 

  1. En primer lugar, un momento de calma. Algún tipo de actividad fuera de trading. Con 5 o 10 minutos es suficiente, pero necesitamos algo que nos haga desconectar.
  2. Análisis de la situación. ¿Es realmente una situación crítica? ¿He perdido mucho más de lo establecido? En ese caso, debemos dejar de operar. Eso ya lo sabemos, pero con ese «descanso» previo y nuevo análisis podremos tomar decisiones más en frío. Si la situación no es crítica, vamos al siguiente punto.
  3. Análisis de errores previos. En este punto debemos identificar qué errores hemos cometido previamente. Si no hemos sabido interpretar el mercado, nos hemos excedido con nuestros stops, precipitación, etc.
  4. Una vez hecho esto, analizamos de nuevo el gráfico y nos tomamos otro pequeño descanso. Reseteamos y nos disponemos a empezar de nuevo. El único limitante que tenemos es nuestra pérdida máxima diaria. Como decía, si no hemos sobrepasado esa pérdida, podemos seguir. Si lo hemos hecho, lo dejamos.
  5. En esta «nueva sesión», vamos a darnos una única oportunidad. Tomaremos una sola entrada y mas focalizados que nunca en nuestro plan de trading. Es importante no estar condicionado por la situación anterior. Si crees que lo estás, déjalo. Si no sale bien esa operación, lo dejamos hasta mañana. No pasa absolutamente nada por dejar de operar antes de lo habitual.

 

Puede parecer muy obvio todo lo que hemos dicho, pero a nivel mental es cómo tener un «seguro» ante situaciones críticas. Este plan no es invariable ni muchísimo menos, es un ejemplo de cómo lo podéis estructurar, pero lo ideal es que cada uno de vosotros lo adapte a sus necesidades y situación.

Y ante todo recordad, el principal problema del trading es más emocional que operativo, trabaja tu mente para mejorar tu operativa.

 

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! Si tienes alguna duda sobre el curso de trading, mentoría o grupo de traders, escríbeme y podemos tener una charla para ver como puedo ayudarte!