El rebote del gato muerto (dead cat bounce) es un tipo de estructura que se produce después de una gran caída del mercado. En ese momento, los inversores consideran que los precios ya han caído demasiado y es un buen momento de compra a precios más bajos. 

Esto provoca que el precio suba con mucha fuerza, dando pistas sobre una posible recuperación en V. El problema está en que esa subida no tiene fundamento, y no hay motivos de fondo que sustenten esa rápida recuperación.

Esta expresión originaria de Wall Street, se empezó a popularizar en octubre de 1987 cuando hubo un colapso de las bolsas, y deriva de la idea de que un gato puede rebotar en el suelo cuando cae de una gran altura.

En el siguiente vídeo podrás ver a nivel gráfico como interpretarlo y las diferentes decisiones de inversión que podemos tomar en este tipo de estructura.

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! ¿Cómo puedo ayudarte?