Cuando oímos hablar de criptomonedas, lo primero que nos viene a la mente es Bitcoin o alguna de las más famosas altcoins que aparecen por todo tipo de foros y portales de inversión. 

Para hacer dinero en criptomonedas, solemos pensar que debemos hacerlo como el resto de activos, comprar barato y vender caro (o vender caro y comprar barato si tomamos posiciones cortas). Este tipo de inversión se conoce como modelos de especulación. Es decir, especulamos sobre el precio futuro de un activo y tomamos posiciones en función de ello.

No obstante, la nueva situación económica mundial y las llamadas DeFi (finanzas descentralizadas), nos brindan una alternativa a la inversión tradicional. Esta alternativa la encontramos en los llamados Modelos de Explotación.

 

¿Qué son los modelos de explotación?

Los modelos de explotación se pueden considerar modelos transparentes en la economía 2.0. El correcto análisis de los proyectos de explotación, relacionados con el Mundo Crypto, se ha constituido en una herramienta esencial para la libertad financiera.

Existen una serie de factores que nos permiten analizar las distintas etapas, estudiar los aspectos, tanto técnicos como económicos, y descubrir mediante ese análisis la viabilidad de los proyectos en los que participar.

A diferencia de los proyectos especulativos de lo que hablábamos anteriormente y por los cuales se rigen gran parte de la economía, los proyectos de explotación se alejan de la predicción, y se sostienen con firmeza en sólidos sistemas estadísticos, y certeros avances tecnológicos.

Estos nuevos modelos de proyectos deben contar, de manera excluyente, con una estructura transparente, alejada de cualquier presunción, por mínima que esta sea, de scam (estafas electrónicas).

Como decía, estos modelos de explotación se basan en la tecnología y en sistemas estadísticos o algorítmicos (arbitraje por ejemplo), por lo que la fluctuación del activo en sí “nos da igual”. No obstante, hay que tener en cuenta una serie de factores antes de elegir donde invertir tu dinero.

 

Factores a tener en cuenta de los modelos de explotación

  • Rendimientos. Los rendimientos que se generan en un proyecto de explotación deben estar siempre dentro de parámetros razonables, una de las tantas variables a tomar en cuenta, para colaborar a certificar la seriedad del mismo.
  • Capital. El capital que sostiene al proyecto debe ser pieza de confianza, sin ser necesario recurrir a modelos de aportes adicionales para lograr los objetivos. Si continuamente piden capital adicional, no es buena señal.
  • Estructura. Un proyecto bien estudiado, ofrece una visión de estructuras administradas de manera efectiva, reduciendo riesgos, y permitiendo construir un desarrollo financiero sustentable y seguro.

 

Es importante que nos alejemos de cantos de sirena o de plataformas de dudosa fama, y sólo confiar en aquella información contrastada y de valor, y tampoco considerar los modelos de explotación como una garantía de éxito asegurada.

Pero por otra parte creo que sí pueden ser interesantes como una alternativa más a nuestra inversión para poder diversificar nuestra cartera y aportando mayor estabilidad que otros mercados. 

En el siguiente video contarás con información más detallada del tema.

 

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! ¿Cómo puedo ayudarte?