Trader: La profesión más difícil del mundo

Muchos podéis pensar cuando empezamos en el mundo del trading que esto es algo sencillo. El marketing que rodea el trading así nos lo hace creer. Realmente se trata de una industria como cualquier otra, donde los brókers y los institucionales ganan dinero a costa nuestra. Si lleváis algo de tiempo en los mercados, supongo que ya os habréis dado cuenta de que esto no es nada fácil.

Siempre digo que el trading debemos tomárnoslo como un trabajo. Respetar unos horarios, unas normas operativas, una gestión del riesgo, etc. Y aquí vienen varios puntos a tener en consideración, pues son las razones por las que digo que a mi modo de ver, ser trader es la profesión más difícil del mundo.

Podemos resumir los requisitos en tres puntos clave a nivel emocional y que debemos trabajar en ellos.

Requisitos para ser trader

En primer lugar, la disciplina. Si nos imaginamos cualquier otro trabajo en el que trabajemos por cuenta ajena, generalmente tenemos un superior que es quien marca las normas a seguir en el día a día de nuestro trabajo. Si somos autónomos, somos nosotros mismos quién nos marcamos esas normas, aunque muchas suelen venir impuestas por el gobierno, regulaciones, etc.

En trading, ¿quién pone las normas? Las ponemos nosotros mismos. ¿Y quién controla que se sigan esas normas? Absolutamente nadie. Solo tu cuenta es el juez que te indica que haces bien o mal, aunque en muchas ocasiones ni tan solo la escuchamos. Unicamente lo hacemos cuando nos dice «saldo insuficiente para tomar la operación, por favor ingrese más fondos». En ese momento, ya es demasiado tarde. 

Por tanto, este primer punto, la disciplina, es el esencial para formar unos buenos cimientos como trader. Debemos seguir nuestras normas a rajatabla. Es la única forma de evitar que nuestras emociones tomen el control de nuestra operativa.

En segundo lugar, la constancia. Es habitual que una persona que empieza a hacer trading lo deje en los primeros nueve meses. De hecho, hay una máxima del trading que dice que «el 90% de los traders pierde el 90% de su capital en los primeros 9 meses». Estoy totalmente de acuerdo con ello. 

Este es un proceso largo, doloroso, lleno de sufrimiento, donde te estás enfrentando con tus peores demonios. No estás luchando contra el mercado, estás luchando contra ti mismo. 

Si pensamos que en 1 año vamos a ser muy rentables, bajo mi perspectiva es un gran error. Creo que conseguir mantener tu cuenta en el mismo nivel después de un año de operativa es un gran éxito. Y se además consigues «recuperar» el dinero invertido en formación, puedes estar más que satisfecho. Asimilar este punto creo que es el primer paso. No es lo que suelen decir en otros foros, pero bajo mi opinión es la cruda realidad.

Dicho esto, si estamos dispuestos a sufrir ese proceso, podemos seguir adelante. En caso contrario, mejor no empezar con el trading.

Como tercer punto, la ambición. Aquí también considero que hay una concepción errónea de lo que es el trading. Buscamos siempre grandes movimientos (es lo que nos han enseñado en los libros, comprar en mínimos y vender en máximos), lo que provoca que en muchas ocasiones el mercado se nos gire y nos saque en pérdidas de una operación ganadora. 

Creo que hay que coger lo que el mercado nos ofrece. Tener un plan de trading bien definido en cuanto a Stops y Profits y ejecutarlo. Lo que pase más allá de nuestra entrada nos da absolutamente igual. No podemos lamentarnos porque hemos cerrado y el precio se ha ido sin nosotros. Cogemos los puntos que el mercado nos ofrece siguiendo nuestro plan y el resto no nos importa. Existe otra máxima del trading que dice «el último euro que se lo lleve otro», con lo que también estoy absolutamente de acuerdo.

¿Dónde está el equilibrio para ser trader?

Pese a lo que muchos penséis, desde mi punto de vista el secreto no está en la estrategia, está en todo lo que hay detrás, (gestión del riesgo, psicotrading, …), y que rara vez se trabaja con el mismo ímpetu como se trabajan los gráficos. Hablaremos más adelante sobre cómo trabajarlo.

Por todo ello y dada mi experiencia, os puedo decir que es importante alejarnos un poco de los gráficos y analizarnos a nosotros mismos. Hacer una autocrítica y ver si cumplimos esos tres requisitos. 

Como decíamos antes, aquí no tienes que demostrar nada a nadie, te lo tienes que demostrar a ti mismo. El respeto por ti mismo y por tu cuenta de trading es lo más importante. Esa es la clave para el crecimiento.

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! Si tienes alguna duda sobre el curso de trading, mentoría o grupo de traders, escríbeme y podemos tener una charla para ver como puedo ayudarte!