Cuando nos iniciamos en el mundo del trading, nos enseñan dónde comprar y dónde vender una vez hemos visto una gran tendencia. Solemos querer que nuestro trading sea espectacular con grandes operaciones, pero, ¿es lo más rentable a largo plazo? 

Una vez ya ha pasado el movimiento, todo parece muy simple. “¿Cómo no me había dado cuenta de que tenía que entrar ahí…?” 

Se suele pensar que cuanto más grande sea el movimiento, mejor es el trade. Esa es la razón por la que buscamos largas tendencias en nuestras operaciones, con el riesgo de que se nos gire la posición. Entonces vienen los lamentos. “Tenía que haber salido antes…”

Pero si sales antes, y el precio sigue en la dirección inicial, vuelven los lamentes “No tenía que haber cerrado…”.

Como podrás comprender, este tipo de pensamiento (que es el habitual), no hace más que generar frustración, pues cada día tienes un motivo para no estar satisfecho.

En este escrito quiero dejar abierta una puerta a la reflexión, para que puedas identificar qué tipo de trader quieres ser.

¿Qué es más sencillo, que consigas hacer 20 puntos en el DAX o que consigas 80? La respuesta es bastante obvia, 20 puntos. Entonces, ¿por qué no nos conformamos con 20 puntos?

El error habitual es que consideramos 20 puntos como poco dinero, pues quizá estés empezando y operas con un lotaje bajo (lo que es totalmente recomendable). 

Tenemos la mentalidad de ganar dinero, y debes tener la mentalidad de ganar puntos. A mi modo de ver, el secreto del trading (sobretodo para quien haga scalping) es coger movimientos cortos, rápidos y con alta probabilidad. Cuanto más tiempo estés dentro del mercado, más expuesto estarás a la aleatoriedad del mismo, y menos probabilidad hay de que llegues a tus objetivos. 

Si somos capaces de conseguir 10 puntos diarios de media en cualquier indice, ya eres rentable. Una vez tienes esa dinámica adquirida, lo único que debes hacer para ganar más dinero es aumentar el tamaño de la posición, pero seguirás consiguiendo tus 10 puntos diarios (en ocasiones con una simple vela puedes conseguir el objetivo).

Es algo que cuesta de asimilar, pues tenemos interiorizado que los mejores trades son aquellos que compras en mínimos y vendes en máximos, pero como ya te habrás dado cuenta, eso no sucede cada día. Lo que sí que puede suceder cada día es que cojas un breve movimiento del precio. 

Eso es tener un sistema, y así se llega a la consistencia. 

En el siguiente vídeo entramos más en detalle en cómo poder lograr este objetivo.

Abrir el chat
¡Hola, soy Fernando Arias! ¿Cómo puedo ayudarte?